Caja de 3 botellas de 750ml

Viñedos de Casa Pirque Valle Azul -  Rio Negro - Patagonia - Argentina

Entre los terruños que destacan de Argentina, Valle Azul, en Río Negro, forma parte de un selecto segmento de parcelas únicas que producen vinos irrepetibles. Viñedo único, plantado sobre un suelo de ceniza y piedra sobre la barda del prehistórico lecho del Río Negro. Acunado por las lentas y azules aguas del río, por el viento que se enreda en los sauces y el canto de los pájaros que anidan en los frutales de la zona, el viñedo respira el carácter patagónico y le imprime al vino un sabor único, un color profundo y una finura de taninos propia de la región. Lo eligió, construyó y habitó en 2004 la Condesa Noemi Marone Cinzano, dejando huellas de lo mejor de la cultura europea en el refinamiento de su arquitectura y la belleza de su paisajismo. Allí también se expresa el carácter audaz, de conquista, el recorrido de una Condesa que buscó salir de la zona de confort para descubrir un espacio virgen y salvaje donde encontrar libertad y generar nuevas condiciones para disfrutar y producir originalidad. Hoy, esa energía se encuentra con la extraordinaria iniciativa de Casa Pirque, liderada por Felipe Menendez, quien pertenece a la sexta generación de un linaje de emprendedores y conocedores de los secretos y oportunidades de la Patagonia: los primeros pasos los dieron hace 150 años en una viña de Pirque, a las afueras de Santiago de Chile, y tomando el nombre de ese lugar emblemático, Felipe funda, junto a Nicolás Catena, Casa Pirque en Argentina y se embarca en el desarrollo de este viñedo. Araucana es el vino que surge en este Paraíso Escondido, el lugar donde Casa Pirque despliega un gran proyecto.

Araucana Malbec 3x750ml

$20.700,00 $20.700,00
Araucana Malbec 3x750ml $20.700,00

Caja de 3 botellas de 750ml

Viñedos de Casa Pirque Valle Azul -  Rio Negro - Patagonia - Argentina

Entre los terruños que destacan de Argentina, Valle Azul, en Río Negro, forma parte de un selecto segmento de parcelas únicas que producen vinos irrepetibles. Viñedo único, plantado sobre un suelo de ceniza y piedra sobre la barda del prehistórico lecho del Río Negro. Acunado por las lentas y azules aguas del río, por el viento que se enreda en los sauces y el canto de los pájaros que anidan en los frutales de la zona, el viñedo respira el carácter patagónico y le imprime al vino un sabor único, un color profundo y una finura de taninos propia de la región. Lo eligió, construyó y habitó en 2004 la Condesa Noemi Marone Cinzano, dejando huellas de lo mejor de la cultura europea en el refinamiento de su arquitectura y la belleza de su paisajismo. Allí también se expresa el carácter audaz, de conquista, el recorrido de una Condesa que buscó salir de la zona de confort para descubrir un espacio virgen y salvaje donde encontrar libertad y generar nuevas condiciones para disfrutar y producir originalidad. Hoy, esa energía se encuentra con la extraordinaria iniciativa de Casa Pirque, liderada por Felipe Menendez, quien pertenece a la sexta generación de un linaje de emprendedores y conocedores de los secretos y oportunidades de la Patagonia: los primeros pasos los dieron hace 150 años en una viña de Pirque, a las afueras de Santiago de Chile, y tomando el nombre de ese lugar emblemático, Felipe funda, junto a Nicolás Catena, Casa Pirque en Argentina y se embarca en el desarrollo de este viñedo. Araucana es el vino que surge en este Paraíso Escondido, el lugar donde Casa Pirque despliega un gran proyecto.